Jóvenes Exploradores

Últimas plazas

Desde que se desplaza es un explorador permanente, no para de moverse y así aprende los conceptos espaciales arriba, abajo, adentro, afuera, adelante, atrás y la relación de su cuerpo con el mundo, lo que le permite el desarrollo de la conciencia.

El movimiento es el estímulo más importante para el desarrollo cerebral, principalmente a partir del primer año, porque las etapas motrices son necesarias para el correcto desarrollo posterior.